ANTONIO 2017

sábado, mayo 08, 2010

El Planchado




Hoy después de un tiempo que llevo sin publicar, les voy a narrar algo que quizás en especial a muchas mujeres y hombres que han tomado algunos roles de casa como es mi ejemplo, de un menester que no gusta ni apetece a la gran mayoría y es "El Planchar".Me levanté a una hora determinada de la mañana, como podía haber sido a cualquier otro momento del día; puse la tabla de planchar, le eché agua a la plancha, la enchufé y por mientras fui a buscar la ropa que tenía acumulada y me puse a trabajar. Mientras realizada esta labor mi mente empezó a trabajar sin que yo me diera cuenta y pensé que la verdad de las cosas, ésta cuestión no me agrada mucho hacerlo, pero lo empecé a mirar de otra manera y le encontré su lado positivo, lo tomé como una terapia ocupacional, de análisis, autoanálisis, sentimientos, recuerdos, etc.
En cada instante del planchado ese aroma entre detergente, suavizador más el vapor que emanaba de la plancha mi mente viajaba a momentos cuando mi madre lo hacía; en esos entonces no había planchas a vapor ni con plataformas de teflón como las actuales, nooo señores habían planchas de esas electricas que las plataformas eran aceradas y había que planchar con un trapito húmedo o sino quemabas las prendas, la realidad había que tener mucho cuidado y además que eran peligrosas, el cordón era separado de la plancha y se enchufaba en la salida de la energía eléctrica y después se enchufaba en la parte de atrás de la plancha, cuando su uso era mucho se producían los cuetazos y se cortaba toda la energía eléctrica de la casa y vamos arreglando los tapones eléctricos con un pelito de cobre para volver a la normalidad jajajajaj. Bueno, eran esos tiempos y retomando lo anterior, mi madre me acuerdo siempre algunas veces la veía haciendo ésta labor para que toda la familia estuviéramos impecables en la presentación personal, donde fueras ibas con tu camisa almidonada,pantalón con sus líneas perfectas y muy estirada, daba gusto estar en el colegio,trabajo,
ir a un cumpleaños, de paseo, visita, etc. y tantas otras partes donde lo primero que se visualiza es la limpieza y el planchado, la preocupación de la dueña de casa.
Por ratos me quedo divagando en mis pensamientos sintiendo cuando paso la plancha por una prenda que está muy arrugada y observas como va quedando casi como era en su forma original cuando se compró en alguna tienda,es como un desafío importante que debes pasar, hummmm tambien, que exquisito es meterse dentro de la cama con unas sábanas planchaditas, suaves y ese olor tan grato que te llama a tener un buen descando.

Así como es un trabajo que a la mayoría no le gusta, ya sea porque estás de pié mucho rato y te cansas, te duele la espalda, etc.no te gustaría volver a repetirlo, pero no se puede negar que cuando se realiza esta labor hace que tu mente se desenvuelva y viajes a esos recuerdos inolvidables como también te hace pensar en el presente, futuro y te da tiempo para pensar y organizar lo del día siguiente.
Espero, que cuando te toque planchar visualiza si te pasa lo mismo de lo que hoy he narrado.
Feliz planchado.

Les dejo unas imagenes para refrescar la mente:



10 comentarios:

  1. Me has hecho reir Antonio...;-)
    Creo que somos muy pocas las mujeres que no nos desagrada planchar....de partida pongo la música que me agrada... y ahi se me pasa el tiempo volando...
    Estuve durante un mes y medio, cocinando, planchando, haciendo aseo, encerando la terraza y la escalera.... y te aseguro que lo disfruté!
    Hacía muchos años que no lo hacia... de hecho "se recordaron" de la "buena mano" que tenía para cocinar...
    Hoy te puedo decir, que lo disfruté!

    Me alegro a tí te pasara lo mismo....;-)

    Besos Martín Antonio...

    Ali

    ResponderEliminar
  2. ¿Planchar?
    No gracias!
    No es que no lo haga porqué no me guste, que tampoco se puede decir que me apasione, pero es que lo considero una perdida de tiempo totalmente innecesaria, si la ropa sabes tenderla, incluso algunas en perchas, no es en absoluto necesario, y mucho menos las sabanas que se doblan después de tenderlas y con ese olor a limpio que les da el sol y el aire.
    No, yo no plancho.
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de las que odio planchar, pero creo que de ahora en adelante cada vez que tenga que hacerlo me acordaré de ti y seguro que se me pasa el tiempo volando jajajaja.

    Besitos Martin

    ResponderEliminar
  4. Hala Antonio!!!!! Qué listo es nuestro amigo Genin, dobla y cuelga en perchas y se evita planchar. Ja,ja,ja, pues que no se crea que es pionero en estos menesteres porque yo hago lo mismo. Cada vez me las ingenio para planchar menos o nada.
    Un consejo: Coloca las camisas en una percha con el primer botón abrochado y estiralas todo lo que puedas. El resultado no puede ser mejor, cuando se secan quedan de maravilla. Algunas, dependiendo del tejido, iran directas al armario.

    Besos amigo lejano.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo como Genin y como Air, con tal de no planchar hago milagros. Desde mirar la composición de lo que compro, hasta como lavar, apenas centrifugar y colgar dobladito y las camisas, vestidos, etc... en perchas

    La verdad es que no es que me desagrade la plancha, es que mis maltrechos brazos tras varias operaciones no soportan el peso de la plancha.

    Pero tengo que decirte que me encnatan las plnachas antiguas, aquellas de mi bisabuela que se cargaban con carbón y ante todo que me ha encantado tu manera de afrontar algo que en principio no es tarea agradable.

    Eso es lo que se llama en Zen... estar presente... vivir el aqui/ahora... vivir en cada momento lo que se está haciendo como si fuese la mejor de las actividades posibles arealizar en ese momento.

    Sabia decisión amigo Tork

    Un abrazo Antonio

    ResponderEliminar
  6. Hola mijito... bueno... la plancha no es mi pasatiempo preferido. Pero lo hago con alegría, como casi todo. Es lo mejor. Me pongo mi iPod y escucho música, bailo levemente... y así termino.
    Un beso, precioso
    Natacha.

    ResponderEliminar
  7. Los amigos de Internet,

    ¡¡qué cosa maravillosa!!

    desde que los encontré,

    mi vida es otra cosa,

    nadie lo puede entender,

    solo aquél que lo ha vivido,

    puede reconocer,

    que a través de esta pantalla,

    se puede llegar a querer,

    desde adentro y con el alma,

    sin necesidad de ver...

    ResponderEliminar
  8. me gustó tu texto y la plataforma de tu blog vuelvo

    ResponderEliminar
  9. Amigo Antonio, hace muchísimo que no actualizas, espero que estes bien y no se trate de que mi enlace a tu blog se ha quedado desfasado porque ya tienes otro.

    Espero tus noticias. Un abrazo

    ResponderEliminar

Ver más aquí
ANTONIO 2017

Ultima vez Blog© 2017/ | Plantilla Blogger | Diseño de Antonio